Quedarse dormido en horario de trabajo tiene unas consecuencias fatales, o si no que se lo digan a este albañil que se quedó dormido en una carretilla. Sus compañeros de trabajo, dispuestos a gastarle una broma, se les ocurre una idea digna de un genio del mal. Llevan la carretilla hasta un terraplén con el objetivo de despertarle lanzándolo ladera abajo. El plan se lleva a cabo a la perfección y el susto y la sorpresa del tipo dormido es mayúscula. Un vídeo muy gracioso que te enseña una gran lección, y más si tienes compañeros troll.

¿Y tú? ¿Te has quedado dormido alguna vez en el trabajo?

Coméntanoslo…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here